ENFERMEDADES HEREDITARIAS MAS FRECUENTES

 

GLAUCOMA

El glaucoma es una enfermedad hereditaria muy similar al glaucoma congénito en humanos.

Puede afectar a uno o ambos ojos. Los ojos se ven “saltones” con la córnea nublada, la opacidad se va incrementando y el ojo se vuelve mas “saltón”conforme avanza la enfermedad, se pierde visión,  pero no parece haber dolor, es debido a esta falta de dolor que los dueños no se dan cuenta de lo que pasa en el ojo de su mascota hasta que ésta ha perdido la visión.

El glaucoma probablemente es el resultado de un mecanismo de drenaje anormal que hace que el fluido del ojo aumente En fases tempranas se puede aliviar la presión intraocular mediante cirugía, esto mejora las posibilidades de visión, pero en fases avanzadas el tratamiento es ineficaz. Durante los siguientes meses la presión intraocular vuelve a sus niveles normales. En algunos casos es necesario cirugía para quitar el ojo.

MALOCLUSIÓN DENTAL

 

Los conejos poseen una clase de dientes totalmente distintos a los nuestros. Sus dientes crecen durante toda la vida del animal. Los dientes de los conejos son de raíz abierta, esto quiere decir que crecen de forma continua (promedio 12 cm. al año) durante la vida del conejo Poseen seis incisivos, dos pares superiores -un par detrás de otro- y uno inferior, 6 premolares superiores y 4 inferiores, 6 molares superiores y 6 inferiores, los conejos carecen de caninos. La parte posterior de diente es más blanda, por esta razón, la superficie delantera se desgasta más lentamente. Hay un espacio donde no hay presentes dientes, entre los incisivos y los premolares, esta área se llama diastema. Las causas de la maloclusión son generalmente multifactoriales,  pueden incluir causas infecciosas, genéticas y traumáticas.
La parte superior del diente (la que es visible para nosotros) se llama la corona e inferior se llama la raíz. La raíz solamente es visible con la ayuda de una radiografía. Las coronas demasiado crecidas generalmente son fáciles de ver, pero las raíces con sobrecrecimiento pueden ser pasadas por alto.
La masticación ayuda a mantener los dientes correctamente alineados y desgastados. La enfermedad dental en el conejo doméstico sigue siendo uno de los problemas más comunes consultados a los veterinarios. Los dientes se desgastan aproximadamente unos 3mm por semana. La mandíbula, en descanso, permite que las incisivos se toquen, pero no los dientes posteriores. Un conejo puede utilizar sus incisivos para cortar el alimento sin interferencia de los dientes posteriores. Cuando está listo para masticar, el conejo cambia la posición de la mandíbula y pone los dientes posteriores en contacto.
La masticación del conejo es vertical y horizontal, el conejo corta el alimento con los incisivos y lo muele con los dientes posteriores, por eso necesita que la superficie de los dientes esté bien alineada, para que sean desgastados uniformemente. Si la mandíbula es demasiado corta o estrecha, dará lugar a una alineación incorrecta de los dientes, lo que provocará que las superficies no se desgasten uniformemente y den lugar a problemas.
Para poder ver premolares o molares se requieren herramientas especiales, un otoscopio, un espéculo pequeño o un endoscopio de fibra-óptica para visualizarlos claramente.
Hay que tener cuidado al cortar los dientes, los alicates pueden resultar peligrosos ya que pueden partir el diente y generalmente dejan su superficie desigual. Si un diente se parte, puede producirse una infección de la raíz. La mejor manera de ajustar los incisivos es con el uso de un taladro dental de alta velocidad, esta maniobra se realizará por un veterinario ya que generalmente se requiere la sedación o la anestesia general, debido al riesgo de dañar la mucosa bucal si el paciente se mueve durante el procedimiento. Suele ser necesario cortar los dientes con sobrecrecimiento cada cuatro a ocho semanas.
Si un pedazo de diente roto o extraído queda en la mandíbula puede regenerar un diente nuevo. Lleva de seis a ocho semanas que un diente nuevo entre en erupción.
Si la maloclusión se ha producido como resultado de un absceso en la raíz del diente, los antibióticos se deben administrar antes de realizar la extracción para evitar problemas mayores.
La maloclusión afecta en un 80% a los incisivos, siendo de menor incidencia en los premolares y molares, los cuales son muy difíciles de diagnosticar a simple vista. La palpación y examen visual, incluso bajo anestesia no siempre dejan ver las lesiones presentes, por lo que es muy recomendable una radiografía en la que veremos el estado de las raíces.

 

 

Los molares y premolares con maloclusión tienen a menudo puntos que pellizcan y/o ulceran la lengua o el carrillo siendo muy dolorosos.
Maloclusión genética: debido a la interferencia humana en la cría de conejos ha habido cambios anatómicos, malformaciones genéticas (maloclusiones hereditarias) junto a cierto grado de prognatismo. Por ejemplo forma del cráneo del belier es más redondeada, por lo cual la mandíbula se ha acortado, esto puede llevar a problemas de maloclusión, la forma del cráneo puede cambiar el contacto y el desgaste de los dientes. Los síntomas empiezan a ser aparentes hacia los doce meses y evidencias problemas hacia los 18m.
Trauma: un golpe en la cara puede dar lugar a cambios en la mandíbula o maloclusión de los dientes. Si la mandíbula se rompe, puede curarse en una posición anormal. Si los dientes se rompen (generalmente los incisivos) pueden crecer en un ángulo incorrecto
Enfermedad: algunas enfermedades pueden dar lugar a un cambio en la salud dental. Por ejemplo, las enfermedades que alteran los niveles de calcio pueden causar un cambio en el hueso que rodea el diente, que hará el diente cambie de posición y conducir a la maloclusión.
Infecciones dentales: las infecciones dentales no son una causa común de la enfermedad dental. Generalmente, los abscesos de las raíces del diente son el resultado de los problemas dentales a largo plazo.
Dieta: al lado de la genética, ésta es probablemente la causa más común de la enfermedad dental. A menudo nos hacen creer que una dieta granulada es la mejor para un conejo. La dieta comercial del conejo fue desarrollada originalmente para el conejo de granja y laboratorio, los cuales tienen una corta vida. Un pellet se adapta fácilmente la boca y no tiene que ser masticado por mucho tiempo. Por ello la base de la dieta de un conejo tiene q ser el heno, los conejos están diseñados para masticar. La enfermedad causada por una dieta incorrecta puede no ser evidente por muchos años, los conejos afectados tienen generalmente más de 3 años. Los cambios dentales pueden ser muy sutiles al principio, pero si la situación no se corrige rápidamente, la enfermedad dental avanza.
Síntomas de la enfermedad dental:
Si la enfermedad es leve, el conejo puede no demostrar un problema aparente, puede ser descubierto simplemente en un examen físico rutinario. Sin embargo, la mayoría de los problemas dentales llegan a ser dolorosos y el conejo dará algunas muestras del malestar o de la incapacidad para comer correctamente. Algunos de estos síntomas son:
-Anorexia (pérdida de apetito): el dolor del roce de un diente que causa una úlcera en el carrillo o en la lengua, una raíz con sobrecrecimiento o simplemente porque los dientes están desalineados y el conejo no puede masticar el alimento, esto produce una incapacidad para comer. Si un conejo no puede comer aunque sea por un periodo corto tiempo, puede desarrollar rápidamente una enfermedad muy seria llamada lipidosis hepática.

Los conejos que comienzan a desarrollar maloclusión dental pueden dejar de comer ciertos alimentos duros, pero continuarán comiendo alimentos blandos como las frutas y algunas verduras.
-Alimento que caen fuera de la boca: el conejo todavía intenta comer, pero no puede masticar totalmente el alimento y algo de él cae de la boca.  
-Producción excesiva de lágrimas: esto es un síntoma común de la enfermedad dental que implica a los dientes superiores. La raíz de los incisivos superiores está próxima al conducto lacrimal. Inflamación o alargamiento de la raíz puede bloquear parcial o totalmente el conducto lacrimal. Las esquinas de los ojos aparecen mojadas o acumulan un material blanco y mucoso. Las infecciones bacterianas secundarias causan la inflamación del conducto lacrimal así como la producción del pus.
-Descarga nasal: si las raíces de los incisivos superiores se inflaman o alargan puede haber una irritación de los senos y producir un drenaje nasal. Esto puede ser difícil de distinguir de una enfermedad respiratoria y es esencial hacer una radiografía para ayudar en el diagnostico.
-Salivación excesiva: puede suceder debido a dolor o la inhabilidad del conejo de cerrar correctamente la boca debido a un sobrecrecimiento de los dientes. La saliva se acumula en la piel en las comisuras de la boca, en la barbilla y en la papada, llegando a producir infecciones en la piel.
-Rechinar los dientes: se ve más a menudo con malestar abdominal, pero algunos dueños han observado que los conejos con enfermedad dental pueden rechinar sus dientes con más frecuencia. El rechinar ocasional del diente puede ser normal, pero si se oye continuamente puede haber un problema.
-Ojos saltones: los abscesos de los premolares o de los molares superiores pueden conducir a una presión detrás del ojo. El ojo será empujado lentamente hacia fuera hasta que se estira y se daña el nervio óptico y el animal pierde la vista. Los tumores detrás del ojo también pueden causar síntomas similares.
Diagnostico de la enfermedad dental:
-Historial: el historial del conejo puede revelar cambios en los hábitos alimentarios que pueden indican una enfermedad dental, es vital observar a nuestros conejos de cerca y compartir nuestras observaciones con el veterinario.  Siempre comenta cualquier cambio en la forma, color o la textura de los dientes a tu veterinario cuanto antes.
-Examen físico: debe hacerse un examen minucioso de la boca al menos una vez al año. Es indispensable hacer radiografías para determinar el grado de enfermedad y el tratamiento adecuado. Sin una radiografía, es imposible saber la condición de las raíces del diente.
-Análisis de sangre: si se sospecha que el conejo puede tener una dolencia que pueda provocar una enfermedad dental, tu veterinario recomendará que se realice un análisis de sangre.
Prevención y tratamiento: la llave del éxito para el tratamiento de la enfermedad dental es un diagnostico precoz. Esta es la razón por la cual un examen cuidadoso de la boca junto con tus observaciones es esencial.
-Dieta: una dieta sana es necesaria en el tratamiento de la enfermedad dental para reducir al mínimo el daño adicional y procurar prevenir su reaparición. Los problemas dentales causados por una dieta inadecuada pueden ser evitados. El abastecimiento de una dieta sana asegurará el desgaste adecuado de todos los dientes. NUNCA ES DEMASIADO TARDE PARA PROPORCIONAR AL ANIMAL A UNA DIETA SANA.
-Dientes: los incisivos no se deben cortar con alicates, puesto que se pueden romper y llegar a provocar problemas de por vida. Se recomienda un taladro dental o un aparato de corte de alta velocidad para limar los dientes sin miedo a romperlos. Es un procedimiento indoloro y rápido y no requiere sedación del animal salvo en casos excepcionales. Los dientes posteriores son más difíciles de corregir en el animal consciente y se requiere sedación. En algunos casos se hace necesaria la extracción de las piezas dentales para asegurar al conejo una buena calidad de vida.
-Extracción de los dientes: si se realiza la extracción de los incisivos hay que tener en cuenta que sólo utilizará los labios y la lengua para coger los alimentos, por lo que si el conejo está acostumbrado a roer alimentos como zanahorias, manzanas… tendremos que partirlas en trozos pequeños pero no hay que dejar de darlos.  En el caso de los dientes posteriores es necesaria una modificación de la dieta la cual   te aconsejará tu veterinario.
-Abscesos: la enfermedad dental se debe considerada en cualquier caso si un conejo desarrolla un absceso en la cara o la mandíbula, de deben tomar radiografías para determinar el problema. Hay muchas opciones disponibles para el tratamiento de abscesos dentales incluyendo la supresión quirúrgica completa, la impregnación antibiótica, y varias inyecciones en la pared del absceso. Los abscesos comúnmente afectan a los dientes posteriores. Estas infecciones pueden ocurrir por varias razones. Si un diente se ha partido longitudinalmente, el alimento o las bacterias pueden invadir en el diente fracturado. Las infecciones también pueden ocurrir si el alimento se queda entre el diente y la encía. La contaminación bacteriana de las lesiones orales puede dar lugar a un absceso en el diente. Los abscesos dan lugar a menudo a la inflamación alrededor del diente pudiendo progresar hasta producir una osteomielitis, una infección secundaria del hueso, que es muy peligroso y difícil de tratar.

NO HACER CRIAR A CONEJOS CON MALOCLUSIÓN PUESTO QUE ES UNA ENFERMEDAD HEREDITARIA